Hígado Graso y el tratamiento

Una manera eficaz para tratar el hígado graso


Los informes actuales indican que más de un tercio de los americanos sufren de hígado graso y si se deja sin tratamiento puede progresar a la hinchazón del hígado, cirrosis y cáncer de hígado. 

El almacenamiento de exceso de grasa en el hígado aumenta en gran medida el riesgo de diabetes, ataques al corazón, accidente cerebrovascular, ciertos tipos de cáncer y muerte prematura.

Si bien estas pueden ser las causas que provoca esta condición, por lo general no se aprecian los síntomas aunque la obesidad puede ser un síntoma visible de un hígado graso.

Tratamiento hígado graso


El hígado sólo quemará la grasa si es llamado a hacerlo, requiere que el azúcar en la sangre sea menor que el umbral en el que el cuerpo dice que no necesita más azúcar. 

La restricción de los hidratos de carbono es más eficaz que la simple reducción de calorías o limitar la ingesta de grasa para aquellos que quieren reducir la cantidad de grasa en sus hígados grasos.

En las pruebas médicas, las dietas bajas en carbohidratos conducen a una mayor reducción de la grasa de un hígado graso y la pérdida de peso a largo plazo sostenido que las dietas bajas en calorías. 

Esto se debe a la reducción de los hidratos de carbono, especialmente aquellos que generan la fructosa, hacen una manera más lenta pero sostenible de pedir al hígado  quemar grasa con el fin de mantener un nivel de azúcar sano en la sangre.

El propósito de la restricción de la ingesta de hidratos de carbono es mantener un nivel de azúcar en sangre no alto, para que el hígado queme lentamente más grasa de la que almacena. Esto siempre dará lugar a una pérdida de peso lenta, pero constante hasta llegar a su peso ideal en equilibrio.

Algunas sugerencias rápidas que cualquiera puede utilizar para reducir y tratar un hígado graso son:


higado-graso
Evite todas las bebidas azucaradas
Reducir el jugo de la fruta
El azúcar de mesa
Reducir los alimentos hechos de harina
Comer muchas verduras, bayas, frijoles, nueces
Coma pescado
Reducir la carne, especialmente carnes curadas

Tenga en cuenta arriba que REDUCIR no es lo mismo que ELIMINAR. Esto es importante, por los nutrientes que poseen estos alimentos.

Cambiar la dieta es probablemente el mayor tratamiento que puede hacer para revertir la enfermedad de hígado graso. 

Simplemente saber qué recortar y qué comer en diferentes momentos es todo lo que necesita hacer para realizar cambios drásticos en su estado de salud, el peso y el hígado graso.